NoticiasInternacionalDescubre los vinos bordeleses menos conocidos que enamoran a los expertos

Descubre los vinos bordeleses menos conocidos que enamoran a los expertos

El mundo del vino es un universo lleno de sabores, aromas y texturas por descubrir. Más aún cuando se exploran las denominaciones de origen menos conocidas, donde se esconden auténticas joyas vinícolas esperando a ser descorchadas. Tal es el caso de las denominaciones de origen de Burdeos, Francia, donde la tradición y la pasión por los buenos vinos se combinan para ofrecer experiencias únicas.

Descubriendo Médoc y Haut-Médoc

En la orilla izquierda de Burdeos, encontramos las denominaciones de origen Médoc y Haut-Médoc. Ambas presentan un perfil variado, con una gran diversidad tanto en los tipos de suelo como en los niveles de calidad de sus bodegas. Entre las joyas ocultas de estas denominaciones, podemos destacar el Château Greysac, especialmente apreciado por su exquisito vino tinto, caracterizado por su finura y su capacidad de envejecimiento.

Por su parte, la denominación Haut-Médoc está situada al sur de Médoc con un gran abanico en lo que respecta a su variedad de terreno. Aquí nos encontramos con el encantador Château du Taillan, reputado por su equilibrado cuerpo, la suavidad de sus taninos y su notable longitud.

La rive droite de Burdeos y sus exclusividades

El desplazamiento a la orilla derecha no nos defrauda, sobre todo al descubrir la denominación Castillon-Côtes-de-Bordeaux. En ella podemos disfrutar de verdaderas estrellas del vino como el Clos Puy Arnaud, el domaine de l’A y el château d’Aiguilhe. La cercanía a Saint-Emilion permite que los terrenos compartan características similares, ofreciendo vinos con gran concentración y al mismo tiempo, dotados de una increíble accesibilidad en sus primeros años, mostrando un prometedor potencial de envejecimiento.

Otra sorpresa que nos aguarda en la orilla derecha es la denominación Francs-Côtes-de-Bordeaux, la más pequeña de Burdeos y la más al este. Aquí, el Château de Francs y el Puygueraud destacan por su sofisticación y calidad.

Por último, pero no menos importante, descubrimos el Château de Carles en Fronsac, un secreto vinícola muy bien guardado. A diferencia de otros vinos de la región, el Carles se caracteriza por sus taninos refinados y su impresionante digestibilidad.

Para concluir, no hay nada más emocionante que descubrir el infinito universo del vino, explorando las denominaciones de origen menos conocidas, donde podemos encontrar pequeñas obras maestras elaboradas con el mimo y la dedicación de verdaderos artesanos del vino. Al final, lo único que queda es disfrutar de la experiencia de degustar estos magníficos caldos, descubriendo en cada sorbo, las mil y una historias que estos vinos tienen para contarnos.

Relacionados

Últimas Noticias