NoticiasInternacionalChianti Classico se divide en 11 unidades geográficas adicionales desde 2022

Chianti Classico se divide en 11 unidades geográficas adicionales desde 2022

La importancia de la indicación de origen resulta tan relevante en la industria vinícola como en el propio gusto del consumidor. En este sentido, el Chianti Classico, el vino emblemático de la Toscana, ha promovido recientemente su segmentación en 11 Unidades Geográficas Adicionales (UGA), permitiendo a los productores señalar con más precisión la procedencia del fruto.

Una nueva división que busca aportar claridad

A partir de la vendimia 2022, los productores de Chianti Classico podrán indicar mejor sus zonas de origen gracias a las nuevas UGA (Unità Geografiche Aggiuntive). Esta subdivisión en 11 unidades permite al consumidor conocer la dirección aproximada del vino que degusta, si bien no se fundamenta estrictamente en una clasificación de terruño. A pesar de que el gusto no puede predecirse a partir de esta información, sí puede proporcionar un contexto relevante sobre la ubicación de la finca vinícola.

Dentro de estas 11 áreas, Lamole se erige como la más pequeña y fácil de comprender. Cuenta con solo 80 hectáreas de viñedos, todos a altitud (la media es de 500 metros). Forma parte del Valle de Greve y está rodeada de abundante arboleda alrededor de las viñas. Los suelos no calcáreos con mucha arenisca de Macigno caracterizan la región, en la que viven tan solo 88 personas y 8 productores elaboran vino. Uno de ellos, Lamole de Lamole, cultiva la mitad de las viñas.

Como reflejo de la diversidad de este precioso rincón toscano, el catálogo de vinos es exquisito. Sus sabores varían desde cerezas ácidas hasta frutas carnosas, a menudo con notas picantes y un acusado carácter mineral. El vino Chianti Classico Lamole 2021 de I Fabbri, cultivado en los viñedos más altos de la Chianti Classico a una altitud de entre 630 y 680 metros, es un ejemplo de la elegancia y la frescura que caracteriza a los vinos de la región. Otros vinos como el Jurij Fiore Sonocosì a Lamole Chianti Classico 2022, envejecido 10 meses en cemento, o la Le Masse di Lamole Chianti Classico Riserva Le Masse di Socci Annamaria 2019, constituyen claros ejemplos de la calidad y diversidad que ofrece Lamole en cuanto a vinos.

Con estas iniciativas, los amantes del vino tendrán en su copa, además de un delicioso caldo, la posibilidad de conectarse con el origen y la historia que se encuentra detrás de cada botella de vino.

Relacionados

Últimas Noticias