NoticiasInternacionalDuca di Salaparuta celebra 200 vendemmias con proyectos artísticos y culinarios

Duca di Salaparuta celebra 200 vendemmias con proyectos artísticos y culinarios

La bodega Duca di Salaparuta celebra 200 vendimias con una revitalización artística

En Sicilia, una empresa con solera celebra dos siglos de historial vinícola. Nos referimos a Duca di Salaparuta, una distinguida empresa siciliana, vinculada a la destacada familia Alliata, que cruza el umbral del bicentenario en el mundo de la vinicultura. Asido al celebrado hito de las 200 vendimias, la empresa se encuentra inaugurando una serie de acciones conmemorativas que exaltan la región de Bagheria, Aspra, Mongerbino y Casteldaccia, lugares donde la bodega ha desarrollado a lo largo de los siglos un próspero modelo de negocio.

Enlace artístico con Bagheria

El corazón de estas actividades se encuentra en Bagheria, y Duca di Salaparuta tiene el firme objetivo de recuperar y promover la conexión de la bodega con esta región a través de varias manifestaciones artísticas. Estas incluyen la pintura de Renato Guttuso, la fotografía de Mimmo Pintacuda y el arte de Emilio Murdolo, que actuó como principal inspiración para el flamante restyling de las etiquetas de vino, diseñadas especialmente para conmemorar este bicentenario.

El año 2024 será importante para la bodega, con un proyecto de valorización en marcha que, además del rediseño de sus etiquetas más emblemáticas, incluirá la producción de un cortometraje documental dedicado a la creatividad única de estos artistas locales de renombre mundial.

Por fin, y siguiendo la estela de este nuevo enfoque artístico, la línea Autentici di Sicilia se revestirá con los trazos y colores del Paesaggio dell’Aspra, una obra creada en 1959 por el artista de Bagheria Renato Guttuso. Además, la línea Le Tenute se presentará a través de las fotografías en blanco y negro de Mimmo Pintacuda, evocando la relación ancestral del hombre con la tierra. A Emilio Murdolo, se le atribuye la imagen que representa el lugar de origen de la bodega, la Villa Valguarnera, retratada en un nuevo proyecto vinícola nacido del amor por el Nero d’Avola y bautizado con un nombre caro para la empresa, Triskelè.

Relacionados

Últimas Noticias