NoticiasInternacionalAIS Veneto lanza proyecto solidario: Adotta una Vigna para inclusión social

AIS Veneto lanza proyecto solidario: Adotta una Vigna para inclusión social

El proyecto solidario Adotta una vigna: inclusión y educación enológica por AISVeneto

El Associazione Italiana Sommelier Veneto (AISVeneto), a la vanguardia en la formación enológica, ha impulsado un innovador e incluyente proyecto en colaboración con la granja social Casa di Anna, ubicada a las afueras de Mestre. La esencia de esta propuesta es la plantación de un viñedo de muscaris, una variedad Piwi, y dotar a grupos vulnerables de la oportunidad de trabajar en él.

Contribuyendo a la Inclusión y Formación

Con este proyecto, AISVeneto busca cumplir dos cometidos fundamentales. Por un lado, apoyar a Casa di Anna, institución que lleva años fomentando la inclusión social al incorporar a personas con discapacidades y problemas legales en sus esquemas laborales. Por otro lado, Adotta una vigna impulsa la formación continua para los sommelier, ofreciéndoles la posibilidad de presenciar todos los procesos que intervienen en la creación de un vino: desde el brote de la vid hasta la obtención del producto final.

Los socios que se unan a la causa tendrán la oportunidad de observar el ciclo de crecimiento de la vid a través de cámaras web instaladas en el viñedo. Además, podrán acceder al jardín de hierbas aromáticas para investigar de forma práctica más de cien aromas naturales.

Sin embargo, el viñedo no será productivo hasta pasados tres años. Durante este periodo, los donantes disfrutarán de tres degustaciones de vinos y productos locales en Casa di Anna.

En cuanto las vides comiencen a dar sus frutos, los participantes podrán retirar tres botellas de tamaño magnum de su vino solidario. Este será fermentado por Daniele Piccinin, de la bodega Le Carline en Pramaggiore (Venecia).

En palabras del presidente de AIS Veneto, Gianpaolo Breda, este proyecto evoca el compromiso de la asociación en impulsar la solidaridad en Veneto. Al mismo tiempo, destaca la importancia de la formación práctica en el mundo de la enología, permitiendo a los participantes comprender profundamente la relación entre la uva, el territorio y el trabajo humano que se oculta en un vino.

Por su parte, Piero Pellegrini, fundador de Casa di Anna, expresó su honor por la oportunidad de incorporar un viñedo inclusivo en su granja social. Este nuevo proyecto permite incrementar las actividades para personas con discapacidades y ofrece una formación enológica práctica, ampliando la formación y el desenvolvimiento de sus capacidades olfativas.

Relacionados

Últimas Noticias