NoticiasVinosLa ciencia respalda el vino moderado como compatible con vida saludable

La ciencia respalda el vino moderado como compatible con vida saludable

En relación a la actualidad científica, a menudo el vino se ve inmerso en un intenso debate acerca de su posible impacto en la salud más allá del volumen consumido. En este sentido, según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el vino representa solo el 11,7% del alcohol consumido en el mundo, quedando claramente por detrás de los licores (44,8%) y la cerveza (34,3%). Además, es destacable que en Europa el consumo de vino ha sufrido una contracción del 24% entre 2010 y 2020.

Consumo moderado y alimentación adecuada: claves para un estilo de vida saludable

Es innegable que, al ser una bebida alcohólica, el vino puede dañar la salud cuando se consume en exceso. Sin embargo, la evidencia científica muestra que un consumo moderado y responsable durante la vida adulta, siempre acompañado de una correcta alimentación, es perfectamente compatible con un estilo de vida saludable.

Así lo afirman tanto las entidades científicas como las asociaciones del sector vinícola, que en Italia son especialmente activas en el fomento de un consumo responsable. De hecho, reconoce que el modelo europeo, y en particular el italiano, se caracteriza por un consumo intrínsecamente moderado que implica una participación activa de todo el sector a favor de un consumo responsable.

El presidente de la UIV (Unión Italiana de Vinos), Lamberto Frescobaldi, participó recientemente en un congreso en Bruselas en el que destaca que «el vino italiano se ve y desea ser reconocido como un embajador de la riqueza de la Unión Europea, un activo para la biodiversidad, la protección del paisaje, la tradición, la historia, la artesanía, el estilo de vida y, por supuesto, la economía».

Según los datos ofrecidos por UIV-Vinitaly, la industria vitivinícola italiana genera empleo para casi 900 mil personas en aproximadamente 530 mil empresas, signo inequívoco de su trascendencia económica y social.

La relevancia y beneficios por un consumo moderado de vino también es respaldado por el científico Attilio Giacosa, especialista en Gastroenterología, quien refiere que «basándonos en estudios epidemiológicos italianos e internacionales, se ha demostrado ampliamente que un consumo habitual y moderado de vino durante la vida adulta, junto con una alimentación adecuada, no es perjudicial. En muchos estudios internacionales, la relación entre el consumo de alcohol y la mortalidad se identifica con una curva en forma de ‘J’. Esta curva demuestra que beber vino con moderación reduce la mortalidad en comparación con no beber en absoluto».

Relacionados

Últimas Noticias