NoticiasNacionalCata de fondillones en Barcelona Wine Week atrae a expertos internacionales

Cata de fondillones en Barcelona Wine Week atrae a expertos internacionales

Reseña de vinos de lujo en la Barcelona Wine Week: Evocación de aromas históricos

El reciente evento vinícola, Barcelona Wine Week, celebrado hace poco, ha tenido muchas sorpresas este año. Entre ellas, destacó la cata de fondillones, un acontecimiento que podría calificarse sin duda de histórico. Este vino milenario, originario de la región alicantina, fue presentado con pasión y maestría por dos eminencias del panorama enológico: Pedro Ballesteros, Master of Wine, y Ferran Centelles, famoso sumiller lanudo y creador del Sapiens del Vino, una iniciativa enmarcada dentro de la Bullipedia.

Una presentación gloriosa

El evento desbordaba expectación con multitud de profesionales de alta talla provenientes desde todos los rincones del mundo. La lista de espera era abrumadora, marcando la valía de la ocasión. En la cata se dieron a probar seis vinos distintos, cada uno con su propia esencia y toque distintivo planeado por sus respectivas familias bodegueras.

Ballesteros expresó con énfasis que estos vinos son «para el silencio, para cerrar los ojos y viajar en el tiempo». Los vinos celebrados por su decimoquinta cata fueron: Gran Mañán 1982, Laudum 1988, Tesoro de Villena Solera 1972, Luis XIV 25 años, Brotons Gran Reserva 1964 y un entusiasmante recién llegado, Fondillón Siglo XXI de Bodegas Monóvar.

Ferran Centelles, por su parte, alababa el poderío de la oxidación natural de estos vinos, alabando su unicidad mundial y su pequeña producción. Antes de la cata, se abordó la histórica tonelería en Alicate, las diversas variedades de barricas y su fabricación exclusiva. Las palabras de Centelles parecían emitir un eco en el recinto: estos son vinos «realmente únicos en el mundo».

Durante la Barcelona Wine Week, no faltaron alabanzas para estos vinos de parte de las figuras más reconocidas del sector, como el ministro de Agricultura, Luis Planas. En el año 2020, estos fondillones fueron reconocidos oficialmente por su exclusividad y calidad por el propio organismo regulador.

Como veredicto final, no cabe ninguna duda: los fondillones son vinos de «auténtico lujo». Esto es corroborado por el testimonio de los muchos profesionales que tuvieron el previlegio de asistir y valieron su exclusividad y taciturna grandeza. Por ello, los fondillones son, sin lugar a dudas, uno de los grandes tesoros vinícolas de España.

Relacionados

Últimas Noticias