Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de NoticiasdelVino. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Noticias del Vino

    El General Jefe de la Cuarta Subinspección General del Ejército, Comandante Militar de Valladolid y Palencia y nuevo Director de Logística en el Estado Mayor Militar de la U.E. en Bruselas, Manuel Gorjón Recio, ha sido nombrado Padrino de la Vendimia 2017 de Dehesa de los Canónigos, debido a la labor y sacrificio que ha demostrado a lo largo de su trayectoria.

    El General Gorjón ha tomado el testigo de la mano de Manuel Villanueva, director de Contenidos de Telecinco y Padrino de Vendimia 2016, así como del Periodista Pepe Ribagorda, primer Padrino de Vendimia de Dehesa de los Canónigos. Un nombramiento que también han representado el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín; el director general de comunicación y relaciones institucionales de Vocento, Óscar Campillo; el diestro Enrique Ponce y el americano Gideon Searle.

    Manuel Gorjón, a quien le une un profundo lazo de amistad con Luis Sanz y María Luz Cid desde, así como con toda la familia, ha comenzado dando las gracias a toda la familia por haber pensado en él para este reconocimiento.

    El General Gorjón ha recordado en sus palabras que el mérito para ser Padrino de Vendimia 2017 se remonta al momento que conoció a Luis Sanz Busto, poco después de vivir una trágica experiencia familiar en el año 1981, cuando perdió a su padre víctima del terrorismo. "En Luis volví a ver esos valores y virtudes que había visto en mi padre y la verdad es que me recordó a él, y ese cariño que yo sentía por mi padre, de alguna manera, él lo representa", ha afirmado Manuel Gorjón y a recalcado la suerte de haber conocido a una "familia que nos ha acogido, nos ha recibido con cariño y todo ese cariño que ponen al conocer a las personas lo trasladan a la bodega. Ése es el éxito de que hagan tan buen vino y que esta bodega sea tan reconocida por todo el mundo. Porque no es una bodega, es una casa, una casa de virtudes como creo que no hay otra en la zona"

    Pepe Ribagorda ha destacado durante el acto "la calidad humana de los padrinos, porque cada uno somos profesionales de diferentes ámbitos pero todos tenemos un denominador común, con ese cúmulo de valores de esta familia que cada día, a mi particularmente, me enamora más".

    Por su parte, Manuel Villanueva ha hablado sobre su experiencia como Padrino de Vendimia 2016, recalcando el núcleo humano, familiar y acogedor que es Dehesa de los Canónigos. "Verdaderamente es un honor y un orgullo ser Padrino de una vendimia de esta bodega y convertirte en apóstol allá dónde vas de estos vinos y de esta familia que es entrañable, acogedora, hospitalaria y cariñosa, valores que desgraciadamente no son de uso muy frecuente en la vida en la que vivimos", ha afirmado Villanueva.

    Los tres padrinos han recibido como obsequio una escultura creada especialmente por la ocasión por el artista Julio Galán.

    Un nombramiento que atesora valores

    Cada uno de los Padrinos de Vendimia han sido escogidos por su filosofía, por luchar con esfuerzo, trabajo, humildad y pasión tanto su vida profesional como personal; valores que suponen un pilar fundamental para Dehesa de los Canónigos. "Ser Padrino de Vendimia es más que un honor, significa entrar, de alguna manera, a formar parte de nuestra familia", explica Iván Sanz Gil.

    Antes de tomar el relevo del anterior Padrino, el General Gorjón, junto a su esposa Mar Piquer, ha tenido la oportunidad de sobrevolar el viñedo para ver de primera mano cómo se desarrolla una de las épocas más importantes en la elaboración de un vino y recoger algunos racimos de uva.

    Dehesa de los Canónigos estrena sala de elaboración

    La bodega está a punto de finalizar la renovación de su sala de elaboración, que contará con una inversión de 750.000 € y cuyo objetivo es optimizar el proceso de vendimia e implementar nuevos sistemas para la elaboración energéticamente eficientes.

    Uno de los fines de la inversión es mejorar el proceso de vendimia una vez la uva llega a la bodega. Se mantiene el método de selección manual de la uva, tanto en el campo como en la bodega, con la instalación de una mesa de selección que garantiza la máxima calidad de los racimos empleados para la vinificación como se hacía hasta ahora, así como diversos depósitos para realizar micro-vinificaciones.

    Según explican Belén e Iván Sanz, se trata de una inversión en I+D basada en la eficiencia energética y la reducción de la huella de carbono, para lo que se ha tenido muy en cuenta la sostenibilidad ambiental en todos los procesos de producción del vino.

  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar